NUESTRO EQUIPO

Vocación
de servicio


Irune Arrieta

DIRECTORA Y EDUCADORA/ACOMPAÑANTE

A lo largo de los años me he ido formando en todo lo que sentía que me enriquecía y me haría ser mejor persona y acompañante y poder ofrecer un acompañamiento de calidad, estando presente tanto para los niños y niñas como para sus familias.

Emmi Pikler y Montessori principales referentes para mi trabajo con los pequeños, su respeto hacia el movimiento libre y su manera de acompañar procesos.

He asistido a diferentes congresos, charlas, cursos, formaciones, viajado a escuelas Waldorf, etc. cargando mi maleta de ideas y maneras de hacer visible todo lo relacionado con los procesos de aprendizaje de niños y niñas. Y sobre todo he dedicado mucho tiempo a un trabajo personal más íntimo, a través de formaciones como programación neurolingüística y pedagogia sistémica entre otros.

De mi familia aprendí: generosidad, respeto y el amor hacia todo lo que me rodea. Pero sin duda, mi gran enseñanza ha sido, y es, la experiencia de ser madre, ella ha sido la gran maestra de mi vida.

Descubrí otras maneras de educar y desde ahí comencé a conocer y a formar parte de proyectos respetuosos.

Sin dejar de lado mi vena emprendedora y continuando con mis proyectos.

Toda mi trayectoria profesional la he desarrollado en Pottoki, sintiéndome atrapada por esa curiosidad y asombro que desprenden los niños y niñas de 0 a 3 años hacia todo lo que les rodea, en definitiva, su manera de Ser y de estar en el mundo.

Soy muy feliz de formar parte de Pottoki y ahora también de Inurri, caminando de la mano de niñas y niños y de sus familias; y de compañeras y compañeros con las que continuar en este proceso de aprendizaje vivo, infinito.

Estar rodeada de niños y niñas en un espacio educativo como Pottoki e Inurri es uno de los regalos más grandes que me ha dado la vida, porque el amor y la diversión están asegurados.

Miren Arrieta

SUBDIRECTORA Y EDUCADORA / ACOMPAÑANTE

Toda mi vida académica ha transcurrido en colegios con pedagogías de «escuela tradicional».

Recuerdo haber ido siempre muy contenta al colegio, me gustaba ir, estaba a gusto,… Pero mi nivel académico no siempre era el deseado por los adultos de mi alrededor.

Ahora, sabiendo lo que sé, me puedo dar cuenta de que el problema igual no era mío, creo que de haber optado a una escuela diferente hubiera sido distinto. Desde siempre me ha gustado aprender, pero poco me ha gustado estudiar.

Esas palabras lo corroboran mi vida después, ya que, aunque conseguí los títulos deseados, he seguido mi formación con cursos y formaciones.

Esos cursos y formaciones, más la práctica con los/as niños/as y las experiencias vividas, han hecho que hoy sea la profesional que soy. Reconozco que no soy todos los días perfecta, pero disfruto con lo que hago y mejoro cada día, involucrándome y aprendiendo, empapándome de la sabiduría de las personas y profesionales de mi alrededor.

Ixone Lorenzo

PROFESORA DE INGLÉS

Miro hacia atrás y mis mejores recuerdos de txiki son los tiempos que compartía con mis hermanos y mi primo Sigmund, venía desde Sudáfrica a visitarnos y pasábamos momentos inolvidables que hoy seguimos recordando. Nuestra lengua vehicular era y es el inglés, recuerdo ir descubriendo “su idioma” a través de juegos, canciones, excursiones y muchas fechorías y aventuras.

Después de mi etapa infantil cursé bachillerato en el colegio St´George English School y un curso académico en el colegio Presentation Schooll (Irlanda).

Mi formación profesional comienza en Catalunya con prácticas en la Fundacion D´Esplai El Tricicle donde comprendí que enseñar a través del juego, ocio educativo, cultural o artístico en una lengua extranjera era mi verdadera vocación.

Irati Pablo

EDUCADORA / ACOMPAÑANTE

Antes de empezar a estudiar educación infantil, nunca me había parado a pensar en lo importante que es esta primera etapa, y en que en función de ésta, tu recorrido en la vida puede ser de una forma o de otra.

Mi educación académica la he realizado tanto en colegios públicos como en colegios privados y aunque tengo recuerdos muy bonitos, también tengo recuerdos de frustración, de comparación hacia mis compañeros e incluso de tener la sensación de estar estudiando para un momento concreto pero en realidad no aprender nada.

En mi caso, me sentía más cómoda cuando desarrollaba actividades más creativas, como por ejemplo la danza, la música o plástica y arte.

Con el tiempo, me di cuenta de que cada persona es diferente y que cada una tiene un ritmo propio y unas motivaciones distintas que no te hacen ni mejor ni peor, y que por desgracia a lo mejor la educación escolar que tuve no estaba preparada para respetar la individualidad de cada uno de nosotros.

También me di cuenta de que la figura del profesor es clave ya que hay docentes que te impulsan y te dan alas y otros que te las cortan.

Quizá todo esto me llevó a realizar mis estudios de educación infantil. Gracias a ello empecé a conocer metodologías alternativas que me resultaban muy interesantes, como por ejemplo la metodología de Emmi Pikler y la metodología de María Montessori. Como resultado de éstas, empezó a cambiar mi forma de ver y sentir las cosas, y no sólo en el ámbito profesional, sino en la vida en general.

En la actualidad sigo formándome ya sea mediante cursos, formaciones, libros, artículos… ya que creo que en esta profesión nunca es suficiente.

CONTACTA CON NOSOTRAS

¿Interesada/o?
Ilusión y compromiso de calidad.